Nutritional supplements in capsules and tablets.

¿SUPLEMENTOS VITAMÍNICOS: LOS NECESITAS DE VERDAD?

7 octubre, 2015

Seguro que has oído hablar de los múltiples y maravillosos beneficios que aportan a nuestra salud las pastillas de colágeno, los suplementos multivitamínicos, el ginseng… Pero, ¿si llevamos una dieta sana y equilibrada, son realmente necesarios?


Las vitaminas, minerales, oligoelementos y ácidos grasos esenciales que necesita nuestro organismo para funcionar correctamente debemos obtenerlos de los alimentos siguiendo una dieta variada, sana y equilibrada.

Si no consumes una variedad de alimentos nutritivos, hay algunos suplementos que podrían ayudarte a obtener las cantidades adecuadas de nutrientes esenciales: aceite de pescado/omega 3/DHA, glucosamina, equinácea, linaza, ginseng y suplementos multivitamínicos/multiminerales.

Sin embargo, los suplementos no pueden reemplazar la variedad de alimentos que son esenciales en una dieta saludable.

Un consejo: Consulta con un profesional sanitario adecuado antes de tomar vitaminas.

MITOS Y ERRORES DE LOS SUPLEMENTOS VITAMÍNICOS:

1. Los alimentos de hoy en día son deficitarios en nutrientes: FALSO
La variedad y cantidad de los alimentos que consumimos en los países desarrollados garantiza un aporte correcto de vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes. En algunos casos, ciertas explotaciones agrarias intensivas han limitado de forma sensible la presencia de algunos minerales en el suelo, en especial selenio y yodo. Sin embargo, se pueden obtener cantidades más que suficiente de estos nutrientes como para cubrir las necesidades individuales a partir de otros alimentos, por ejemplo los de origen animal en el caso del selenio y con el uso de la sal yodada de modo general para el caso del yodo.

2. Las vitaminas aportan energía, estando indicadas en fases de estrés, cansancio y bajón de ánimo: FALSO
Las vitaminas no aportan energía,  por tanto no tienen calorías y por ende, no engordan. Las del grupo B, intervienen de forma importante en las vías metabólicas específicas de producción de energía. Es posible que si alguien se siente con “más energía” o más pletórico tras tomar alguno de estos suplementos se deba a un efecto placebo, ya que el posible efecto beneficioso de esas vitaminas no será inmediato.

3. Los suplementos de vitaminas y minerales nos ayudan a no enfermar y a curar patologías: FALSO
Los suplementos dietéticos son productos diseñados para complementar la dieta de quienes no obtienen suficientes vitaminas y minerales sólo de los alimentos, consumen dietas de bajas calorías, tienen poco apetito, o no comen ciertos alimentos (como los vegetarianos). No son medicamentos y, en consecuencia, no están destinados a prevenir ni curar enfermedades.
A día de hoy no existe una evidencia científica suficiente que sugiera que las dosis muy altas de cualquier vitamina o mineral prevengan o curen ninguna enfermedad.
Todo lo que ingerimos en exceso, en el mejor de los casos el organismo lo elimina, y en el peor de los casos se acumula produciendo efectos negativos.
Así, el consumo de vitamina C en concentraciones demasiado elevadas puede causar diarrea, náuseas y cólicos estomacales.

4. Las vitaminas se toman para contrarrestar los efectos nocivos del consumo de alcohol o del tabaco. FALSO
Tomar más vitamina C no va a evitar el cáncer de pulmón en un fumador o la afectación del hígado por el consumo de alcohol
Los fumadores, y tal vez los ex fumadores, deben evitar los suplementos multivitamínicos/minerales que contienen grandes cantidades de betacaroteno y vitamina A porque estos ingredientes podrían aumentar el riesgo de cáncer de pulmón.

5. En el deporte son necesarios los suplementos porque se necesitan más vitaminas. FALSO
El deportista necesita sobre todo hidratación y cubrir sus necesidades energéticas y nutricionales con una dieta variada y equilibrada, sin necesidad de suplementar la dieta con vitaminas.

6. El colágeno hidrolizado, proteína que compone los tejidos de la piel, las uñas, el cabello, los tendones… se utiliza para mantener la piel tersa y sin arrugas y las articulaciones sanas.
El colágeno es una proteína que con el proceso de digestión se desmenuza hasta obtener los aminoácidos (unidades más pequeñas que componen las proteínas) para pasar a la sangre y a través de ella a todos los tejidos y órganos de nuestro cuerpo. De igual manera los aminoácidos procedentes de otras proteínas de mayor calidad presentes en los huevos, carnes o pescados (de hecho el colágeno es la proteína de peor calidad presente en las carnes que a menudo la desechamos). Si nuestra dieta nos aporta la suficiente proteína no debemos suplementarla con colágeno.

Información facilitada por nuestra colaboradora la médico nutricionista Esther Telleria.

 

1 comentario

  1. Ana Belle

    ¡Me encantó su post! ¡Muy informativo! Las personas que buscan cura para todo tipo de enfermedad de forma más rápida, creen que algunas pilulas van a solucionar. La información como esta ayuda muy enhorabuena!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>